Los columnistas de Visualmente::Carlos Gámez Kindelán::Rodrigo Sánchez::Jordi Catalá::Mario Tascón::Samuel Granados::Dolores Pujol::Fabio Marra::Luiz Adolfo::Leo Tavejnhansky::Massimo Gentile::Pablo Corral::Angel Casaña::Pedro Pérez Cuadrado::Tomás Ondarra::Kohji Shiiki::Elio Leturia::Rodrigo Fino::Ramiro Alonso::Sergio Fernández::Lo más leído de Visualmente::Portadas::Infofreak::Fotografía::Especial Helvética::Especial: Frases del 2008::Especial Cooper Black::Creatividad::Caricaturas::Cuartas Jornadas::Cumbre Mundial::Desnudos::Diarios impresos::Diarios online::Diálogos Visuales
Nuestros Blogs Asociados::Visualmente::Indio::Infograkids::Infografreaks::Infografreaks-edu::Mala Magazine::Bar Visual::Tipográficamente::Chillart::Universitariamente::Visualmente-Edu::Vía Libre::Bar Uch::Que Bien Que La Estamos Pasando::Twittermente::Seguinos en Twitter::Las editoras de Mala::Cristina Poetto::Miru Trigo::Ivonne Caamaño::Ana Ottone::Evita Las Tentaciones::Gaba Urco::Nacha La Macha::Beta Ramírez Bustelo::Carolina Ramírez::Connie Moreno::Juana Medina::Yanina Isabella Tejera::Anna Marti::Lina Delgado Cortés::Sofi Ginestra::India Herrera::La Bender Baruch::Los editores de Chillart::César Maldonado::Martín Pons::Pinguboy::Raúl Manrupe::Elio Leturia::Les Cuevas Otonelli::Nathalie Sonne::Germán Kemerer::Lucas Groglio::Rodolfo Fernández Alvarez::Raúl Della Valle::Julio Cuervo::Javier Cuello::Julián Chappa::Fabián Carreras::Jenny Canales Peña::Gastón Caba::Pablo Bobadilla::Federico Fuertes Guzmán::Bender Baruch::Seguinos en Twittermente

30.7.11

Curva

CHILLART+NAVARRETE


Ahí estaba el espejo, la noche lo acompañaba.
Al levantar la mirada, autómata, el instante y un milésimo rayo de luz me devolvieron la curva de mi cadera.
Al roce de tu recuerdo, cobró vida tu mano como una segunda piel.
Tu caricia turbia, en la niebla del alba, despertó mi corazón.

©MN2008
©fdL2011

29.7.11

«Bar Orsai · Buenos Aires»

CHAPPA



La nueva alucinación de Hernán Casciari —que ya es realidad antes de serlo— es poner un bar en Baires. Hay realidades que nacen antes de existir físicamente. Las cosas grandes que tienen fuerza, lo que tienen es fuerza interior. Y la idea del gordo y sus secuaces tiene mucha polenta, polenta mágica, porque está sustentada en un sueño colectivo.
Ayer 28 de julio, apenas una hora después de publicar el post «tirando» la idea, ya había más de un centenar de locos que vieron cordura y tipearon «yo pongo guita en eso». Ninguna garantía, ninguna firma, ningún papel. No hacía falta. Todo, todo se basa en algo intangible que es más fuerte que mil contratos por triplicado: la confianza.

Filosofía Orsai

Lo de Casciari es diferente. ¿Porqué? Sobre todo porque, instantáneamente, hubo un reguero de gente que bancó la idea no solo palmeando la espalda de Hernán ni sabiendo que las pizzas de Comequechu son increíbles, sino confiando en la «filosofía Orsai», esa que hizo que se generase toda esta magia que no acaba, sino que se potencia cada día.
La idea del «Bar Orsai» provocó que aparezcan algo así como 200 personas dispuestas a poner si dinero en algo que promueve Orsay. Ese es el mejor de los garantes, el que hizo que se vendan 10.080 ejemplares del Nº 1 de la revista cuando casi nadie sabía casi nada. Confiamos y nos volvió el boomerang con algo aún mucho mejor, mucho más hermoso. Real.

Confianza, madre de todo

Los distribuidores de Orsai lo sabemos muy bien: la gente, cuando te compra su ejemplar, te regala una energía palpable, que está en el aire. Te deja su plata por adelantado, confiando en vos como si fueses un amigo de toda la vida. Eso mismo pasa ahora con la idea del bar. Somos muchos los que estamos dispuestos a aportar algo para que se haga realidad. Eso da la pauta de lo que se puede hacer con buenas ideas, laburo y confianza. Todo. 
            Se puede recuperar la esencia de las relaciones humanas, dar trabajo a gente en ese bar, juntar a tantísima buena gente que quiere que las cosas se hagan de otra manera, porque sabe que se puede, que funciona, que es mejor, más justo y encima nos beneficia a todos. Sobre todo espiritualmente.

El salmón de la «Casciarización» 

El diseño de acá arriba es un acto de amor de un servidor cuando se enteró de la nueva genialidad de Casciari, el único tipo del mundo que puede conseguir que  —el mismo día que se caen a pique las Bolsas del mundo, los yanquis entran en default y una bestial crisis económica sacude el mundo— Hernán tire una piedra al agua y los círculos concéntricos se empiecen a expandir para que minutos después mucha gente aúne cerebro y corazón y diga que está dispuesta a poner sus maravedíes para bancar un pedacito así de chiquito de un proyecto así de grande. Así. Así nomás.
 La confianza mueve montañas. Pocas cosas en la vida nos hacen tanto bien como confiar. El gordo está recuperando eso en nosotros. ¿Qué más se le puede pedir? Yo solo puedo agradecerle, de corazón, que logre algo tan movilizador en la gente.

Texto y propuesta de logo para «Bar Orsai»:  ©  Julián Chappa

28.7.11

Exclusivo: Backstage de la producción fotográfica que hoy podemos ver en el perfil de Facebook

Imagen 35
(Una de las fotografías del backstage que Irene Joplin registró durante la sesión de varias horas, donde el fotógrafo Patricio Rivera disfrazó de homeless a El Norbi)
Esta producción fue parte del reportaje que la curadora y licenciada en artes, Elizabeth Torres, le hizo para la revista Red, la revista virtual de RedGalería. Como la fotografía que hoy ilustra su perfil en Facebook pertenece a ese reportaje, quisimos mostrar algo del backstage, donde no sólo aparece Rivera y Torres, sino que se suma la diseñadora de modas Verónica Mosti, ayudando en la producción.
Imagen 36
Imagen 39
"Periodista, diseñador, ilustrador, infógrafo y fotógrafo, en ese orden, según él mismo. Su nombre es Norberto Baruch B. (de Bertocchi, su apellido materno); más conocido como el Norbi Baruch, ilustrador de tapas de los suplementos que leemos a diario en los periódicos de mayor tirada del país, con una larga trayectoria en el medio que incluye, la publicidad y su paso por “El Porteño” y “Humor” dos de las publicaciones germinales de la década del `80, ícono del tiempo que les toco vivir.
"Un personaje que se las trae… en el sentido más amplio de la expresión: inquieto, inconformista, crítico, que confiesa públicamente que cualquier actividad rutinaria le provoca malestar… un ser libre, políticamente incorrecto, que dice y hace lo que le viene en ganas". Entrá acá para leer el reportaje completo.
Imagen 40
Imagen 34

23.7.11

Amy Jade Winehouse (Londres, 14 de septiembre de 1983 — Londres, 23 de julio de 2011)

AMY432
(Ilustración de El Norbi, terminada en 15 minutos)
Tenía ganas de hacer este dibujo, desde que me enteré de su muerte. Me gustaba bastante la señora Winehouse. Hasta su apellido. Seguro que ese vino de la casa era Malbec.

Último momento: Infografreaks será una carrera universitaria

Imagen 59
yo+columna (Por Norberto Baruch B.) Y llegó el gran día. En Visualmente venimos escribiendo sobre la crisis que vive nuestra profesión. Es más, Visualmente nace, hace 6 años, para tratar de dar respuesta a esos problemas que tienen que ver con la subsistencia de los diarios. Cuando en el 2004, en las palabras inaugurales de las Primeras Jornadas Universitarias sobre Diseño de Información, hablamos de la necesidad de buscar esas respuestas en la forma de hacer periodismo, empezamos a escribir ésta historia. En aquel momento, las consultoras estaban en alza y ofrecían sus recetas de recortes de papel como si hacer origami fuera la solución mágica.

Era muy extraño que ante la falta de lectores, la solución ofrecida, la única, fuera reducir el tamaño del diario. Por supuesto, que eso sólo solucionó las finanzas de las consultoras. Entonces nosotros comenzamos a llevar nuestra palabra cuasi salvadora a varias redacciones, donde ofrecíamos capacitación para periodistas y diseñadores, porque consideramos que ahí estaba la clave. No en el tamaño del papel.

A los periodistas, en sus escuelas, les enseñaban a escribir como si estuvieran en los cincuenta, como si una pirámide invertida pudiera salvarlos. Mientras que a los diseñadores los convencían de que su trabajo era aprender a usar algún programa de maquetación, para preparar cajas de texto grandes y cajas de imagen más o menos chicas.

Ni los primeros tenían formación visual, ni los segundos se animaban a leer lo que se escribía. Por eso, en nuestros talleres en diarios latinos como Perú 21 de Lima o El Mundo de Caracas, o más recientemente en La Industria de Trujillo, pedimos que realizaran el taller periodistas y diseñadores juntos. Nuestros talleres tenían que ver con una nueva forma de hacer gráficos más creativos, cuasi lúdicos, donde el diseño no fuera sólo un diseño bonito, y la información no fuera sólo vehiculizada a través de la palabra, para que periodistas y diseñadores pudieran trabajar mejor. Como la infografía era el verdadero punto intermedio entre el que escribe y el que diseña, los talleres tuvieron mucho aceptación.

Hoy comenzamos a solucionar este problema, desde la raiz. Porque más allá de los talleres, workshopis, conversatorios y seminarios que podamos ofrecer por latinoamérica, el Diseño de Información tiene que tener su lugar en la academia.

La universidad tiene que formar al nuevo profesional de los medios del futuro. Todo lo que hemos enseñado en todos estos años en universidades de Chile, Uruguay y Colombia, y en diarios de Perú, Brasil y Venezuela, hoy se transforma en una carrera universitaria que se empezará a dictar a partir del año que viene.

Por eso, el martes que viene será el gran día. Este 26 de julio, desde las 10, presentaremos en el Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño, dentro del Encuentro Latinoamericano de Diseño, que organiza la Universidad de Palermo, la Carrera de Diseño de Información (Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo) que abrirá su inscripción a los interesados en 2012.

19.7.11

Fabulandia Historias Ilustradas.

"Aquello que puedes hacer, o sueñas que puedes hacer, comiénzalo. La audacia tiene genio, poder y magia”

Goethe

Y al fin llego el momento, después de muchos días de trabajo, poner ideas en común, búsqueda de artistas, nostalgias de recordar imágenes de la niñez, músicas, escarbando en lo mas profundo de nuestras cajas de recuerdos se creo Fabulandia Historias Ilustradas, una publicación que es una colección de ilustraciones de los mas destacados artistas( que aprovechamos para agradecerles su participación en tan ansiado proyecto), la cual tendrá una temática de cuento clásico todo esto en una caja coleccionable y algunas sorpresas.

Fabulandia es una cajita de historias que desempolvamos de nuestro baúl de los recuerdos, son dibujos y garabatos, trazos y colores plasmados con mucho amor. Son cuentos mágicos que despiertan sonrisas, son palabras ilustradas que nos conmueven. Es expresión de ideas a través del arte puro e inocente.

A través de ellas intentamos despertar al niño inquieto que cada uno de nosotros lleva dentro. Jugar, volver a leer esa misma historia que nos contaba nuestro abuelo antes de dormir recuperando los lazos afectivos más sencillos y desinteresados.

Es diversidad de miradas y pluralidad de ideas.

Para vos, y para tu niño que llevas dentro.

Fabulandia es una publicación bimestral de cuentos clásicos y temáticas varias plasmadas a partir de la mirada de distintos diseñadores e ilustradores de todo el mundo. Por lo tanto si hay algo que caracteriza a este proyecto, es la diversidad y pluralidad de contenidos en cada pieza.

Nuestro objetivo es crear un producto de culto que perdure en el tiempo como pieza única e irrepetible.

El producto esta destinado a coleccionistas, diseñadores, agencias y todo aquel usuario que aprecie el buen diseño y la creatividad puesta en escena.

Agradecemos a todos los Ilustradores que estan participando de este proyecto:

Lucas Aguirre, Yael Frankel, Flor Benassi, Marcelo Ardiles, Gasvegas, Martin Eschochez, Juan Pez, Mariana Aguerre, Ilusionario Ilustración, Luis Paredes, Melón, David Malagon, Jo Rivadulla, Moko Estudio.

Un Gracias especial al Norbi Baruch por el espacio y apoyo.

Pronto mas novedades y Fechas de lanzamiento.

El Fabu-Staff

Cesar Maldonado | Georgina Giannon | Ana Fernández

Mail: fabulandiahistorias@gmail.com

Facebook: http://www.facebook.com/Fabulandia

15.7.11

«Las voces del 15-M»

CHAPPA


La editorial barcelonesa «Los libros del lince» publica Las voces del 15-M, el primer libro sobre el movimiento de los acampados en el que solo hablan sus protagonistas.
Ya se puede adquirir en librerías españolas (y arribará en agosto a Argentina y Chile). En este panfleto, los participantes en el movimiento —sus portavoces— cuentan desde dentro:

> Qué es lo que ha conseguido hasta ahora el 15-M.
> Hacia dónde debe dirigirse este movimiento.
> Cuáles son sus objetivos y cuáles los caminos para alcanzarlos.

En el libro se pueden leer los principales manifiestos aprobados por las asambleas de los acampados, seguir el recorrido del movimiento desde la convocatoria de la manifestación del 15-M y la posterior decisión de acampar en la Puerta del Sol de Madrid.
Pero sobre todo se pueden leer las opiniones de los portavoces de Democracia Real Ya (DRY) en Madrid y Barcelona, Indignados por la Sanidad, Asociación Nacional de Desempleados, etc.
También se incorpora la reflexión de los activistas políticos barceloneses Esther Vivas y Josep M. Antentas y una selección del cuaderno de apuntes de Amador Fernández-Savater, que han participado activamente en las acampadas de Barcelona y Madrid.
El libro —que se venderá a 7€ en España y a aproximadamente $ 39 en Argentina— inaugura una nueva colección de la editorial, que reivindica el buen nombre de la palabra «panfleto», entendido como una obra breve, elocuente y cargada de intención política y crítica.
            En la serie  Los panfletos del lince se publicarán antes de fin de año obras breves sobre:

> Alimentación y salud (Gustavo Duch).

> La tragedia de Fukushima y el fin de las centrales nucleares (Marcel Coderch).

> El movimiento anticapitalista (Vivas y Antentas).

> El esperadísimo libro de Santiago Niño Becerra (autor de El crash del 2010, Los libros del lince, 16 ediciones) sobre las perspectivas económicas mundiales y españolas tras el estallido del crash.

Las voces

—Fabio Gándara, Jon Aguirre, Olmo Gálvez (Democracia Real Ya Madrid).
—Ana (Indignados por la Sanidad).
—Javier Toret (Democracia Real Ya Barcelona).
—Juan Cobo (acampadasol).
—Luis Fernández (Asociación Nacional de Desempleados).
—Chema Ruiz (Plataforma Afectados por la Hipoteca).
—Colectivo Mercè Prekària.
—Héctor Muñoz (activista antifinanciero).
—César Castañón (estudiante Universidad Autónoma de Barcelona).

Las crónicas

—Ana Requena y Alba Muñoz.
—Esto acaba de empezar: Esther Vivas y Josep Maria Antentas.
—Apuntes de acampadasol: Amador Fernández-Savater.

Presentación

Las voces del 15-M fue presentado el pasado 30 de junio en la librería madrileña «Traficantes de Sueños» (http://www.traficantes.net/).

14.7.11

Exclusivo: Hablamos con Rodrigo Sánchez, el Rey de las Portadas

logoLUZ
EXCLUSIVO 1. ¿Cómo te hiciste cargo de las portadas de Metrópoli?
Como muchas cosas importantes en la vida, esto también surgió por casualidad.
Cuando la dirección del periódico decide dar un nuevo aire a Metrópoli, Carmelo Caderot, Director de Arte de El Mundo, andaba muy ocupado con otros proyectos del diario. Yo pasaba por allí y… así empezó todo.

Metrópoli llevaba ya cinco años en el mercado, nació unos meses, casi un año, después de El Mundo, y había cumplido una etapa gráfica. Date cuenta de que hablamos de 1995, con un diseño creado en 1990. Había llegado el momento de rediseñar la revista. Yo, por entonces, sólo me dedicaba al suplemento dominical como Redactor Jefe de Arte, y tenía tiempo suficiente como para ampliar mis ocupaciones. Me gustó la idea de empezar una nueva revista muy diferente a lo que había hecho hasta entonces. Nunca había diseñado una guía de entretenimiento y me atraía enfrentarme a los retos de otro tipo de lector y a otro tipo de información.

En aquella época solía dejar la portada para el final. Era mi método. Ahora lo hago al contrario, primero la cabecera, luego la portada y luego el resto. Para Metrópoli debí de hacer unas 15 cabeceras diferentes y, la verdad, es que me gustaban todas. Fui descartando propuestas hasta quedarme con la más simple, la de ahora. Nunca pensé que ese diseño fuese a aguantar tanto tiempo y de manera tan fresca. Nunca pensé que no llegara a cansarme de una cabecera tan rotunda, tan marcada, con tanta personalidad, con tanto peso y negritud y, al mismo tiempo, tan versátil, tan manipulable, tan adaptable, tan transparente y etérea cuando es usada correctamente. Con el tiempo, he aprendido a extraer muchas de las posibilidades de esa tipografía egipcia enlutada. Pero todavía me queda mucho por sacar, aún no la he exprimido del todo.
ro2
(Rodrigo Sánchez y El Norbi en Madrid, en el II Seminario de Diseño Periodístico en septiembre del 2007, en la Universidad San Pablo CEU, organizado por el profesor Pedro Pérez Cuadrado)
A lo largo de estos años, y a lo largo de estas miles de portadas (entre las publicadas y las no publicadas), he modificado la cabecera cientos de veces, pero siempre acabo regresando a la original. Con los años se ha hecho indispensable en muchas de mis soluciones gráficas. Y muchas han sido las veces en las que, tras casi tener definida una portada con la cabecera alterada, he decidido, en el último momento, parar y regresar a la original. Cada vez me ocurre más a menudo. Supongo que será la edad.

2. ¿En 20 años tendrás armado tu top 5 con las mejores? ¿Cuáles son y por qué?
la delgada linea
LA DELGADA LÍNEA ROJA es, sin duda alguna, mi portada favorita. Por su simplicidad, por su rotundidad, por su obviedad y por el riesgo que supuso pensarla, hacerla y publicarla. Y, además, por la terrible bronca que tuve con la dirección del periódico por haberla editado. Esa portada corresponde a una película bélica, del mismo título (en inglés original “The Thin Red Line”), cuya publicidad había bombardeado las televisiones, las radios, las marquesinas de autobuses y los anuncios de todos los medios impresos de la ciudad y, probablemente, del país. Yo no podía salir el último día, justo antes del estreno, con algo parecido o derivado de lo que ya llevábamos viendo semanas. Además, la cartelería oficial del filme era bastante buena, creo recordar que se trataba de los primeros, primerísimos, planos de tres soldados con cara de asustados. Bastante dramático y eficaz.

Decidí tirar por lo obvio, pero por lo obvio de verdad, sin medias tintas. A veces lo más sencillo es lo más complejo, y al revés. No me arrepiento de mi decisión y estoy muy satisfecho del resultado. Desde luego la portada llamó la atención de los lectores… y la de mi director.

TELEMETROPOLI
TELEMETRÓPOLI es otra de mis favoritas. Es una portada, al igual que la de LA DELGADA LÍNEA ROJA, que no destaca por su diseño, sino por la utilización arriesgada del concepto informativo. El tema de portada era sobre los servicios a domicilio, es decir, todos los servicios y productos que se pueden conseguir a través del teléfono y que son servidos o satisfechos en tu propia casa. Comida, masajes, limpieza, etc. Decidí meter en portada todos los números de teléfono que aparecían en el reportaje, todos. Y, como no me cabía el titular, decidí titular en la cabecera, sustituyendo el habitual Metrópoli por TELEMETRÓPOLI, pero añadiendo, además, el número de teléfono de nuestra secretaria de redacción (de hecho ese número es lo que más se ve en la portada). También puse el teléfono de la centralita del periódico en el lugar habitual del logo de El Mundo, arriba del todo, en el luto superior, pero sustituyéndolo por TELEMUNDO, para seguir con el juego.

Mi idea era que la gente cortara la portada y la pusiese en la puerta de su nevera. Así tendrían los teléfonos más útiles muy a mano. Fue, quizás, la portada más útil que he hecho nunca. Me queda la duda de si alguien la utilizó alguna vez.

WTC
WORLD TRADE CENTER. Es, casi con seguridad, la portada más icónica y emblemática que he hecho. Quería transmitir el derrumbe del capitalismo y quise transmitirlo con el gran icono comercial capitalista, el código de barras. Lo manejamos a diario en todo tipo de transacciones comerciales, tanto que ya apenas reparamos en él. Usé el código de barras que publicaría mi periódico ese mismo día y luego fue la maestría de mi gran colaborador, dibujante y amigo, Raúl Arias, quien me solucionó el tema del humo. Le dimos muchas vueltas. Creo que tú, querido Norberto, publicaste alguna de las opciones de humo que teníamos para seleccionar.

Creo que fue una portada casi perfecta. Tengo colgada una reproducción gigante en mi despacho.

armageddon
ARMAGGEDON. La película no pasará a los anales de la historia del cine, pero la portada me salió redonda. Intenté imitar el movimiento del asteroide avanzando hacia la tierra. Quería hacer una portada que marease al mirarla, que diese vértigo, que se moviese. Utilicé el texto del Apocalipsis de la Biblia para dar al fondo la textura desenfocada y dejé sólo la palabra ARMAGGEDON (el título de la película) sin manipular. La portada tiene un pequeño truco: el desenfoque de la cabecera no es continuación del desenfoque del resto de la página, es menor. El desenfoque original con los parámetros del resto del texto la convertían en algo ilegible e ininteligible. Tuve que hacer un apaño de fusión entre dos desenfoques. Pero, apenas se nota.

munich
MUNICH. Juegos olímpicos, equipo judío y atentado terrorista. Conceptualmente es impecable. Los aros olímpicos con la forma de la Estrella de David funcionaban perfectamente. Para el disparo necesité la ayuda de mi pistolero particular, Raúl Arias. Esta es mi quinta favorita.

3. ¿Cuál fue la más difícil de lograr?
librer’as raras
La de LIBRERÍAS RARAS. La idea la tuve rápido, pero la realización física para luego fotografiarla me llevó dos semanas, pues hube de involucrar a dos personas más y tuve que prever soluciones a los posibles fallos que me evitasen tener que repetir el trabajo desde el inicio. La idea la tome de la cantidad de libros que llega a la redacción y que al final acaban en la papelera o en alguna ONG para niños africanos (siempre me he preguntado qué uso darán a esos libros los niños africanos, pues la mayoría no creo que sepan leer y, de estos, dudo que ninguno lo haga en castellano). Quise crear el mismo efecto que los estudiantes hacen en sus libros y diccionarios de colegio para distinguirlos de los del resto de sus compañeros. Seleccioné la cantidad necesaria de libros como para que, puestos juntos en vertical, me cupiese la cabecera de Metrópoli a tamaño natural. Luego pegué las tapas y contratapas de unos con las del contiguo hasta hacer un bloque compacto. El siguiente paso sería presionar el paquete con unas grandes abrazaderas de carpintero para poder manipular el bloque y dibujar sobre el canto de las hojas (la parte contraria al lomo) sin riesgo de que se moviese alguno de los libros. Además necesitaba que todo estuviese muy comprimido para que la rotulación fuese precisa y que, una vez acabado el trabajo, las medidas ajustasen perfectamente con el formato de la revista.

Como me daba miedo cometer algún error al rotular los textos y titulares que iba a escribir en esas zonas, debía enviar el bloque completo a fotografiar cada vez, para poder recurrir al photoshop en caso de apuro. Dibujaba cada una de las líneas de texto verticales con cada una de las especialidades de librería y… a fotografiar, y así sucesivamente hasta el final. Fue bastante engorroso y lento. Además añadiendo la complejidad de imitar el tipo de letra egipcia que usamos normalmente en Metrópoli. Para complicarlo aún más, el bolígrafo que utilicé para la portada se quedó sin tinta a mitad del proceso y fue complicado encontrar otro con un tono similar (¡Qué difícil se hace encontrar un boli Bic negro en mitad de una redacción llena de ordenadores!) Para la cabecera, conseguí convencer a nuestro genial dibujante Ricardo Martínez de que me la rotulase él. Sin duda, tiene mejor pulso que yo. Le salió perfecta a la primera.

El resultado fue bastante bueno y sorprendente. Pero, sin duda, fue muy difícil de lograr.

4. ¿Cuál crees que no funcionó muy bien?
(Rodrigo ríe con ganas) ¿Cien, doscientas?, creo que no tienes espacio en el blog para tanta miseria. En serio, han sido muchas, pero cada uno de esos fallos ha sido el camino del acierto de otras muchas. Siempre me he tomado Metrópoli como una vía de investigación gráfica, como un terreno para la experimentación y para mi distracción y divertimento. La mayoría de las veces se acierta y alguna no, pero sin riesgo no hay éxito.

Cuando finalizo un trabajo siempre pienso que podría haberlo hecho mejor si hubiera tenido más tiempo, que podía haber sacado más de aquí o de allí… que si aquí me quedé corto, pero que allí me pasé. Bueno, creo que el conjunto, al final, ha quedado equilibrado.

Y, además, no nos equivoquemos. Esto no es más que la portada de una revista dentro de un inmenso conjunto de publicaciones y suplementos. No creo que lo que haga o deje de hacer altere la vida de nadie ni que cree ni derroque gobiernos. Esto es para divertirse, entretenerse y llamar la atención.

Fotos Metro _ Colección Metrópoli_Rodrigo Sánchez 087
(Alguna fotos que muestran la Campaña que se está haciendo ahora en el Metro de Madrid. Hay 10 modelos diferentes y están expuestos en casi 100 estaciones del suburbano)
5. Vos hablás de hacer que el lector le dedique más de 4 segundos a la contemplación de una imagen, pero también agregas que si es necesario démosle 4 minutos. Y, si es posible, démosle toda una vida para pensar en ello y que trate de averiguar que es lo tratamos de contarle. Qué quiere decir esto?

Nos dedicamos a una especialidad efímera. Tanto que prácticamente nada más entrar en rotativas nuestro producto empieza a estar antiguo, obsoleto. Cualquier cosa que supere ese tiempo ya es un triunfo. Si además consigues que un lector, aunque sea sólo uno, se guarde tu portada como recuerdo o la cuelgue en su cuarto eso lo consideraría un milagro. Y te aseguro que he recibido cartas de que ese milagro ha existido.
Si alguien hace eso es que piensa que, o bien hemos conectado con algo muy profundo suyo, o bien le hemos emocionado con nuestra propuesta. Si, además, lo conseguimos sin poner en portada a una chica desnuda o a un grupo de música de moda, pues eso ya es la quinta esencia del portadista.

Creo que la base de todo es la búsqueda de lo inesperado, sorprender cada semana, arriesgar con nuestra imaginación o recurrir a las tripas de la emoción. Riesgo, pasión, imaginación, fuerza y trabajo.

polaroids visuales

EL QR SERIES

EL QR SERIES
EL QRIFER

El ORIGINAL

El MIQR-EY MOUSE

LA PUQRA

El Black Demon

El QR Pí

El Norbarba

El QR JOJOJO

Merry QRistmas

El Bender Baruch

Le Garq

El Norwerine

Mad About Design

Nuestros blogs asociados

Nuestros blogs asociados
El Blog de Periodismo Visual

La revista online de moda

Catálogo Crítico de Tipografías

Las Portadas de Vía Libre

Por las Universidades Latinas

Los talleres de periodismo visual

El blogcebook de El Norbi

El portfolio de El Norbi

Archivo

Nuestras categorías