Los columnistas de Visualmente::Carlos Gámez Kindelán::Rodrigo Sánchez::Jordi Catalá::Mario Tascón::Samuel Granados::Dolores Pujol::Fabio Marra::Luiz Adolfo::Leo Tavejnhansky::Massimo Gentile::Pablo Corral::Angel Casaña::Pedro Pérez Cuadrado::Tomás Ondarra::Kohji Shiiki::Elio Leturia::Rodrigo Fino::Ramiro Alonso::Sergio Fernández::Lo más leído de Visualmente::Portadas::Infofreak::Fotografía::Especial Helvética::Especial: Frases del 2008::Especial Cooper Black::Creatividad::Caricaturas::Cuartas Jornadas::Cumbre Mundial::Desnudos::Diarios impresos::Diarios online::Diálogos Visuales
Nuestros Blogs Asociados::Visualmente::Indio::Infograkids::Infografreaks::Infografreaks-edu::Mala Magazine::Bar Visual::Tipográficamente::Chillart::Universitariamente::Visualmente-Edu::Vía Libre::Bar Uch::Que Bien Que La Estamos Pasando::Twittermente::Seguinos en Twitter::Las editoras de Mala::Cristina Poetto::Miru Trigo::Ivonne Caamaño::Ana Ottone::Evita Las Tentaciones::Gaba Urco::Nacha La Macha::Beta Ramírez Bustelo::Carolina Ramírez::Connie Moreno::Juana Medina::Yanina Isabella Tejera::Anna Marti::Lina Delgado Cortés::Sofi Ginestra::India Herrera::La Bender Baruch::Los editores de Chillart::César Maldonado::Martín Pons::Pinguboy::Raúl Manrupe::Elio Leturia::Les Cuevas Otonelli::Nathalie Sonne::Germán Kemerer::Lucas Groglio::Rodolfo Fernández Alvarez::Raúl Della Valle::Julio Cuervo::Javier Cuello::Julián Chappa::Fabián Carreras::Jenny Canales Peña::Gastón Caba::Pablo Bobadilla::Federico Fuertes Guzmán::Bender Baruch::Seguinos en Twittermente

25.3.10

Dos museos en Trujillo: Angelmira, los juguetes y el arte moderno


CANALES
Hace unas semanas, la Universidad Científica del Sur me envió a Trujillo –ciudad norteña a unos 500 km. de Lima- en donde nuestro reconocido pintor peruano, Gerardo Chávez, ha creado dos museos. Uno, el museo de juguete y otro, el museo de arte moderno.

El museo de juguete –que va a cumplir diez años– es parte de un proyecto integral: Angelmira. Así, en una casona antigua de la ciudad el pintor construyó en el primer piso un café bar, una librería y una galería de arte, y en el segundo piso puso el museo de juguete. De ellos, actualmente solo están habilitados el café bar y el museo, los otros tuvieron que cerrar pues no encontraron un mercado atractivo que les permitiera mantenerse.

En el museo de juguete se puede apreciar diversos juguetes mundiales construidos artesanalmente hasta los años setenta. La idea de este tipo de museo es la de recopilar el ingenio, creatividad, tecnología aparecidos antes de que el mercado se industrializara completamente. Chávez tiene una colección de más de mil juguetes, comprados, donados o prestados y los ha distribuido en el museo como pequeñas instalaciones. El lugar es muy acogedor, con pisos de madera, pequeños balcones laterales y techo con tragaluces, las paredes tienen papel tapiz que simulan los dormitorios de niños a la antigua usanza.
Pasear por el museo de juguete es ingresar al mundo de ensueño, ese en donde lo más importante es tener “el juguete” que nos permita ir /estar /ser quien quisiéramos. Lo más interesante de este paseo no sólo es descubrir las técnicas artesanales de producción, pues hay juguetes de diversos materiales: madera, latón, porcelana, plomo, entre otros, sino también re-conocer la forma de vida, los tiempos, los espacios, las habilidades que se formaban en los individuos de cada época. Todo nos ayuda a reconstruir la infancia de los otros o a recordar la nuestra.


El otro museo es el de arte moderno, ubicado a diez minutos del centro, camino a Laredo. Este museo tiene la marca del pintor Chávez pues en él no solo se muestran sus obras, la de su hermano mayor, ángel, y la de otros artistas nacionales y extranjeros sino porque el lugar es imponente –como las obras del pintor–. Tiene una construcción moderna, con amplias paredes, techos altos y grandes ventanales, está pintado en blanco para no interferir con ninguna obra. Está distribuido en salas: dibujos, pintores nacionales, pintores latinoamericanos, Gerardo Chávez y Ángel Chávez, en cada espacio además de las pinturas se aprecian algunas esculturas y en uno de los descansos, frente al amplio jardín se halla un minotauro de tres metros de altura hecho en metal, es el guardián del museo y el elemento visual que lo identifica.
Para disfrutar de este museo hay que conocer de lenguaje visual, hay que tener referencias de autores, de épocas, de tendencias artísticas, pero sobre todo hay que tener una particular sensibilidad. El tiempo transcurre libremente porque estamos en provincia y el ritmo de vida es otro, además porque somos turistas. El placer de mirar se potencia porque en el Perú a nadie se le había ocurrido crear algo así, porque es diferente ver una obra impresa que en su tamaño real, porque nos da orgullo saber que el autor de todo esto es un peruano, porque nos permite creer que se pueden tener sueños y mejor aún, que se pueden hacer realidad.
De este modo, ir a Trujillo no solo será un viaje arqueológico para conocer los vestigios de las culturas Mochica y Chimú o ver la arquitectura colonial, no sólo será un viaje que nos deja disfrutar del festival de la marinera –en febrero– o del de la primavera –en septiembre– o que nos permite disfrutar de la maravillosa gastronomía norteña o que nos acerca al mercado peletero, hoy ir a Trujillo también nos permitirá ver arte, moderno, actual, contemporáneo, ese que nos hace querer volver a jugar o que nos deja mucho espacio para disfrutar y soñar.

polaroids visuales

EL QR SERIES

EL QR SERIES
EL QRIFER

El ORIGINAL

El MIQR-EY MOUSE

LA PUQRA

El Black Demon

El QR Pí

El Norbarba

El QR JOJOJO

Merry QRistmas

El Bender Baruch

Le Garq

El Norwerine

Mad About Design

Nuestros blogs asociados

Nuestros blogs asociados
El Blog de Periodismo Visual

La revista online de moda

Catálogo Crítico de Tipografías

Las Portadas de Vía Libre

Por las Universidades Latinas

Los talleres de periodismo visual

El blogcebook de El Norbi

El portfolio de El Norbi

Archivo

Nuestras categorías