Los columnistas de Visualmente::Carlos Gámez Kindelán::Rodrigo Sánchez::Jordi Catalá::Mario Tascón::Samuel Granados::Dolores Pujol::Fabio Marra::Luiz Adolfo::Leo Tavejnhansky::Massimo Gentile::Pablo Corral::Angel Casaña::Pedro Pérez Cuadrado::Tomás Ondarra::Kohji Shiiki::Elio Leturia::Rodrigo Fino::Ramiro Alonso::Sergio Fernández::Lo más leído de Visualmente::Portadas::Infofreak::Fotografía::Especial Helvética::Especial: Frases del 2008::Especial Cooper Black::Creatividad::Caricaturas::Cuartas Jornadas::Cumbre Mundial::Desnudos::Diarios impresos::Diarios online::Diálogos Visuales
Nuestros Blogs Asociados::Visualmente::Indio::Infograkids::Infografreaks::Infografreaks-edu::Mala Magazine::Bar Visual::Tipográficamente::Chillart::Universitariamente::Visualmente-Edu::Vía Libre::Bar Uch::Que Bien Que La Estamos Pasando::Twittermente::Seguinos en Twitter::Las editoras de Mala::Cristina Poetto::Miru Trigo::Ivonne Caamaño::Ana Ottone::Evita Las Tentaciones::Gaba Urco::Nacha La Macha::Beta Ramírez Bustelo::Carolina Ramírez::Connie Moreno::Juana Medina::Yanina Isabella Tejera::Anna Marti::Lina Delgado Cortés::Sofi Ginestra::India Herrera::La Bender Baruch::Los editores de Chillart::César Maldonado::Martín Pons::Pinguboy::Raúl Manrupe::Elio Leturia::Les Cuevas Otonelli::Nathalie Sonne::Germán Kemerer::Lucas Groglio::Rodolfo Fernández Alvarez::Raúl Della Valle::Julio Cuervo::Javier Cuello::Julián Chappa::Fabián Carreras::Jenny Canales Peña::Gastón Caba::Pablo Bobadilla::Federico Fuertes Guzmán::Bender Baruch::Seguinos en Twittermente

10.8.09

Exclusivo: Hablamos con Gastón Caba


Imagen 16 (Por Pablo Bobadilla) En su recorrido artístico y vital, Gastón Caba ha hecho del cruce y habitación de fronteras una constante. Quizá su nacimiento en una zona de confluencia: la represa El Chocón, construida sobre tierras que le pertenecieron a su tatarabuelo, al sur de la provincia de Río Negro casi en el inicio de la Patagonia, haya marcado su naturaleza. En 1996 llegó a Buenos Aires para estudiar diseño gráfico en la Universidad de Buenos Aires, en 2005 creó el proyecto para internet Ping Pong Remix: subió una serie de personajes para ser recreados por otros dibujantes, el sitio recibió 50.000 visitas en 3 días y le permitió a sus ilustraciones y diseños convertirse en una línea de remeras y juguetes en China, además de llevarlo a exponer en varios continentes y a ser uno de los pocos argentinos seleccionados para varias antologías como Illustration Now y The big book of illustration ideas.

En 2003 difundió también en formato virtual las canciones del dúo que integró con Nicolás Cohen, Flavia & The Motonets, que a pesar de lograr adeptos, hace dos años duerme una siesta. Participa del programa de radio y sello editorial El Monte Análogo que se emite por www.unaradio.com.ar y que se aboca a la difusión de literatura, poesía y música. Recién terminada su última muestra plástica titulada “Este cuerpito los va dejando”, lanza su carrera como músico solista (http://www.myspace.com/gastoncaba). En la siguiente entrevista plasma algunas ideas acerca de la ilustración, el arte, el mercado internacional y nos comenta acerca de los mundos que lo habitan.

¿Cuál es tu opinión acerca de la relación entre arte y publicidad y cómo ves el lugar que ocupa la ilustración en esa relación?
La publicidad tiene fines muy diferentes a los del arte, aunque sí puede recurrir, en el mejor de los casos, a los medios del arte para cautivar a sus clientes. No creo que la ilustración al servicio de la publicidad pueda considerarse artística. La ilustración trata de resolver problemas de comunicación, esa es su tarea. Un cliente quiere comunicar algo y se sirve de la ilustración para poder contárselo a sus clientes. Creer que el ilustrador expresa su yo interior en las piezas publicitarias es una tontería. El mismo ilustrador puede tener esta ilusión. A veces los clientes tratan a los ilustradores como artistas, pero es parte del coqueteo de la relación comercial, una trampa para el ego.



Contame cómo surgió el Ping Pong Remix Project y ¿cómo terminaste fabricando muñecos en Hong Kong?
El Ping-Pong Remix surge a partir de mi lectura de un texto de Pierre Bourdieu sobre la teoría de habitus y campo en el arte. Quería hacer un relevo de cómo funcionaba el campo de la ilustración y cómo interactuaba mi trabajo con el de otros ilustradores ya sean exitosos o desconocidos y con las instituciones que dominan el campo. El resultado fué muy esclarecedor para mí, y me permitió conocer mucha gente y abrir mi espectro de trabajo. Participaron unos 75 ilustradores con piezas originales y fue reseñado en los portales de diseño más importantes. El sitio tuvo 50.000 visitas en 3 días, y logré no sólo que se le prestara atención al proyecto sino también a mi trabajo personal. Quedaron pendientes una muestra y un libro...
A partir de la resonancia del proyecto y de mi participación en las muestras de Pictoplasma en Nueva York, Alemania y Francia, fui invitado a participar en una muestra enorme de diseño joven en 3 ciudades de China (Beijing, Shangai y Shenzen). Los editores de la revista Milk de Hong Kong vieron mi trabajo ahí y me escribieron para participar en un proyecto en conjunto con Benetton, (Fabrica features) una muestra personal y una colección de remeras. En mi primer viaje conocí al que ahora es mi manager allá, con quien vengo trabajando en diferentes proyectos desde el 2006.”

Publicás más en el exterior que en Argentina ¿Por qué?
Imagino que a los inversores locales les genera mucho riesgo invertir en algo que no saben cómo puede funcionar, y van a lo seguro. En general de acá me llaman agencias para "bocetar" cosas y no me quieren pagar, de hecho algunos incluso me deben plata. Hay mucha falta de respeto en el trato y falta de profesionalismo. Incluso la gente joven que podría ser diferente termina copiando los yeites de los 90’s. No es muy estimulante trabajar en este contexto, más cuando afuera aprecian tu trabajo, te pagan más y llega a más gente efectivamente.


¿Cómo es recibida tu obra en oriente?
Con mucho afecto. Lo que me asombra y llena de felicidad es que allá mi trabajo es apreciado por todo tipo de gente, no solamente gente relacionada con el diseño o el arte, sino una señora, un nenito, una chica que trabaja en una oficina o un fanático del fútbol. En la muestra que hice el año pasado en un shopping, el tipo de seguridad se me acerca en un momento y en un tímido inglés me dice "¡Qué lindos dibujos que hacés! Te felicito, che." Venían señoras grandes y me pedían que les haga dibujos en sus cuadernitos para tener de recuerdo. Me interesa mucho que mi trabajo no quede reducido para un grupo elitista de entendidos, que pueda trascender y hacer feliz a chicos y grandes, 0-99, como el bingo.

¿Ha influido el arte japonés en tu obra? ¿Qué artistas citarías como influencia?

Hmm, no demasiado. Creo que la influencia la estoy tomando más ahora que cuando arranqué, por una cuestion de mercado. De chico nunca me gustó el animé, la única serie que me gustaba de adolescente era Oh! Super Milk-Chan. Ahora estoy estudiando un poco a los personajes más exitosos como Doraemon, Hello Kitty, Anpanman, Pikachu y viendo qué cosas tienen en común, porqué son tan queribles, para trasladar algo de eso a mi propio trabajo.




¿Creés que la ilustración ha ganado mercados recientemente? ¿A qué le atribuís este crecimiento?

Creo que es un recambio generacional. Gran parte de los consumidores activos en este momento, pongamos desde 35 años para abajo, son gente que estuvo toda su infancia influenciada por la TV, los dibujos animados y los comics, que encuentra en la nostalgia, la moda del retro 80 por ejemplo, un refugio para sus vidas actuales, que no llegan a ser adultas del todo. No es raro que las empresas apuesten a la ilustración como lenguaje de venta en este contexto.

¿Cuáles crees que son las razones que hacen que los editores pidan ilustraciones?
Seguramente para hacer más atractivas sus publicaciones, pensando sobretodo en que la gente casi no lee lo que está escrito, al menos entre el titular y la ilustración quizas se puedan quedar con algo de lo que quería decir la nota.


¿Qué sensación te dejó tu primera muestra individual en Buenos Aires?

Esta muestra estuvo muy bien en el sentido de poder seleccionar ciertas obras que representen un camino recorrido, tomando como hilo conductor el dibujo como lenguaje. Había dos paredes, una representaba más el estilo de "character design" y la otra trabajos más reciente con tinta china sobre papel, un trabajo más reflexivo, personal e intenso.

El nombre de la muestra sugiere un alejamiento ¿qué es lo que abandonás?

No creo poder decidir terminantemente abandonar la plastica sinó quizas todo lo contrario, comenzar a trabajar desde una concepción plástica y no de diseño. Más bien lo que puedo abandonar en todo caso es la búsqueda por el lado del diseño de personajes vectoriales. Por eso la muestra planteaba desde el título "...este cuerpito los va dejando..." una escalada por fuera de la figuración. No sé qué puede ocurrir, estoy en un momento bastante crítico, en el que estoy generando un espacio de evaporación casi sabático, para reformular mis intenciones, o quizás no-intenciones sería más adecuado. Seguramente este año voy a producir junto a Malevo Estampa algunas serigrafías más en la misma linea de los sasquatchs, que ahora están en venta en tienda-Malba y alguna más abstracta.


Hablando de recorridos ¿Cuánto viviste en el sur argentino? ¿A qué edad te mudaste?

Viví allí 17 años. Me vine a Buenos Aires a los 18 años, luego de terminar la secundaria técnica en General Roca.

¿Allí comenzó tu desarrollo artístico? ¿De qué modo?

Bueno, a los 5 años iba a lo que era en ese momento la Casa de la Cultura y el INSA. Allí tenía clases de plástica y teatro. Mis padres siempre me incentivaban todo lo que podían con estas actividades, al igual que mis tíos, mi tio Julio tuvo una banda de folclore llamada Pedregal, si mal no recuerdo el me llevó a mi primer recital de blues a ver La Piara Band. Es complejo el recuerdo, hay tantas cosas que siento que han sido parte de mi desarrollo. De adolescente fui a clases de teatro también, mientras estudiaba música y hacía comics por mi cuenta. Cuando tuve compu, después de los 13 años, empecé a jugar con el Corel y algún viejo programa de animación. Pero bueno, lo artístico en sí siempre estuvo más ligado a la música. El diseño vino más bien como una elección de carrera en el momento de dejar el pueblo para ir a la gran ciudad en busca de mi destino.

Contarme cómo te involucraste en la música ¿Participaste en proyectos anteriores a Flavia & the motonetes, un coro, un grupo?

La música es mi pequeño mundo desde niño. Fui a coro desde los 4 años, cantábamos en vivo en diferentes lugares, para fiestas locales. Tuve una educación clásica de música entre los 7 y los 14 años en el INSA, un instituo con villa utópica incluída, ubicado en General Roca. Dos años de piano y uno de guitarra. Desde mi infancia me entusiasmaron siempre los discos, podría nombrar dos como los más escuchados entre los 4 y los 7: uno de los Pro Música de Rosario y el Abbey Road de los Beatles. También una gran fascinación por el mundo de la radio onda corta-onda larga y canciones de Kraftwerk y Tormenta por AM.
A partir de los 14 en adelante siempre tuve grupos con amigos, desde bandas de covers de Pappo a Nirvana. Ya estudiando en Buenos Aires empecé con Fondo Sandy, salimos en el primer compilado de Indice Virgen con un tema grabado por Eduardo Bergallo. Integré la banda Subsole con quien grabé el primer disco homónimo. Luego vino Flavia & the Motonets junto a Nico Cohen. También toqué algunas veces como guitarrista en una de las formaciones de Gorianopolis, la banda paralela de Gori a Fantasmagoria, junto a Seba Volco y Pablo Grinjot. Luego de todo eso vino la participación con El Monte Análogo, formo parte del colectivo de improvisación y de la editorial. En el disco que editamos de Emiliano Martinez hice la selección de canciones además de algunos coros.

En una gacetilla reciente sobre tu obra publicada en tu web leo que apuntás al vaciamiento existencial, ¿pensás dedicarte solamente a la música? ¿Tenés proyectado un nuevo disco?
¿Qué lío, no? Es así, hay 2 discos en puerta aunque este mes comenzaré a grabar el primero: Atravesando mi campo de batalla. Me encantaría poder dedicarme, al menos por un largo período de tiempo, solamente a la música. Por aquí creo que el vaciamiento puede pasar por dejarme habitar por otras voces, otras músicas y buscar algo más allá de mí mismo. Por eso me acerco tan cariñosamente al formato de canción popular y a ciertas poesías en particular.

Más info y dibujos en: www.gastoncaba.com.ar

polaroids visuales

EL QR SERIES

EL QR SERIES
EL QRIFER

El ORIGINAL

El MIQR-EY MOUSE

LA PUQRA

El Black Demon

El QR Pí

El Norbarba

El QR JOJOJO

Merry QRistmas

El Bender Baruch

Le Garq

El Norwerine

Mad About Design

Nuestros blogs asociados

Nuestros blogs asociados
El Blog de Periodismo Visual

La revista online de moda

Catálogo Crítico de Tipografías

Las Portadas de Vía Libre

Por las Universidades Latinas

Los talleres de periodismo visual

El blogcebook de El Norbi

El portfolio de El Norbi

Archivo

Nuestras categorías